Aventuras y desventuras de un usuario de Mac a la hora de la firma digital

Amamos nuestras computadoras. Amamos nuestras Mac. Les tenemos nombres. Las arropamos con cariño en la noche. Las alimentamos cuando nos damos cuenta de que tiene hambre, justo cuando esa batería en la parte superior derecha de la pantalla comienza a verse demasiado vacía. Incluso las amamos más cuando tropezamos con dificultades que solo un usuario de Mac conoce, pero eso son pruebas de amor, no indicios de que debamos cambiar este ambiente tan amigable y cómodo por una caricatura, un remedo, ni de que sea necesario hacer concesiones solo porque… la firma digital no funciona a la primera…

El confinamiento por el COVID-19 obligó a garantizar que los trámites laborales y personales pudieran continuar siendo asegurados sin presencia física. La imposibilidad de firmar documentos y presentar en papel como consecuencia del distanciamiento social, no implica, ni puede implicar, el abandono de procesos administrativos, los cuales pueden y deben ser efectuados digitalmente, a distancia cómoda, mediada. Esto tomó por sorpresa a muchos ciudadanos que, apremiados por la necesidad de una firma digital, presentaron sus solicitudes en varias entidades bancarias. En mi caso, yo ya contaba con firma digital, sin embargo debí cambiar de computadora en plena crisis y tuve instalarla en la nueva. Una Mac. En aquellas épocas de promiscuidad laboral, cuando caminábamos libremente por los pasillos de nuestras oficinas, un técnico informático venía a la oficina y realizaba la instalación. Pero eso ya no es posible: solo ante el mundo yo tenía que resolver el asunto sí o sí.

En Costa Rica la firma digital está garantizada por la autoridad certificadora, el Sistema Nacional de Firma Digital del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Comunicaciones, cuyo sitio web conviene revisar un poco. Sin embargo, los instaladores y las instrucciones correspondientes están en la página de Soporte Firma Digital (https://soportefirmadigital.com). Ahí están disponibles las instrucciones para instalar la firma digital, pero la información para una correcta instalación está incompleta en lo que respecta a Adobe Acrobat Reader (para Mac, claro está). Afortunadamente en los documentos de Soporte Firma Digital las explicaciones son sencillas, aunque los pasos son muchos: una instalación correcta para los navegadores Safari y FireFox está al alcance la mano luego de cierta dosis de perseverancia y pathos (πάθος)… sin embargo hay elementos que uno debe tener en cuenta y que no están precisamente explicados…

Según el video Manual de usuario: Instalación de la Firma Digital en Mac OS (a fin de acceder a él hay que ingresar el número de serie de la tarjeta de firma digital en nuestra posesión) la descarga del archivo sfd_ClientesMac_RevXX.zip crea cuatro archivos en la carpeta del mismo nombre.

Sin embargo, en realidad el archivo contiene no cuatro carpetas, sino seis. De estos dos son fundamentales para poder firmar documentos con Adobe Acrobat: Acrobat y LIBRERIAS.

Un poco más tarde, las instrucciones en video nos dicen en el minuto 1’16 »:

Para las versiones Capitán, Sierra, High Sierra o Mojave no es necesaria la instalación del ASEDrive, por lo que deben omitir la instalación y saltar hasta el minuto 2:10

Si el equipo tiene versiones anteriores a Capitán como Yosemite, Maverick Snow Leopard… etc siga los pasos de cada una de las diapositivas.

Esto puede resultar un poco confuso para aquellas personas que no han seguido de cerca la evolución de Mac OS, puesto que utiliza los sobrenombres de cada versión sin agregar la referencia numérica (más importante). Por ejemplo, yo hice la instalación en la última versión al día de hoy: Catalina, a la que le corresponde la secuencia 10.15. Lo que nos explica la diapositiva citada es que los equipos con el sistema operativo 10.11 El Capitan (sic) o anterior requiere unos pasos adicionales en la instalación de la firma. Esto puede quedar más claro con una lista de las versiones de Mac OS desde 10.0 Cheetah:

  • 10.15 Catalina
  • 10.14 Mojave
  • 10.13 High Sierra
  • 10.12 Sierra
  • 10.11 El Capitan macOS
  • 10.10 Yosemite
  • 10.9 Mavericks
  • 10.8 Mountain Lion
  • 10.7 Lion OS X
  • 10.6 Snow Leopard
  • 10.5 Leopard
  • 10.4 Tiger
  • 10.3 Panther
  • 10.2 (Jaguar)
  • 10.1 (Puma)
  • 10.0 (Cheetah)

El propósito de instalar Adobe Acrobat Reader es firmar documentos en PDF, cuya firma pueda ser verificada. Para conseguirlo el tutorial es claro hasta la inclusión de los certificados en Adobe Acrobat, el problema surge cuando uno conecta el SmartCard y no funciona la firma. En cada computadora Mac en las que mi firma ha sido instalada (en la casa y en la oficina) ha habido problemas con la lectura de la tarjeta de firma digital. Esto se debe a que falta un paso extra: la instalación de una librería para que Adobe pueda leer la tarjeta. Según el centro de soporte, es suficiente abrir la aplicación Terminal y ahí digitar el siguiente comando:

sudo defaults write /Library/Preferences/com.apple.security.smartcard Legacy -bool true

Ahí será necesario ingresar la contraseña de usuario (por medidas de seguridad ni se despliega, ni se mueve el cursor mientras uno lo hace para que nadie pueda ver cuántos caracteres forman la contraseña y así tener por lo menos una idea de su tamaño). Si esto no es suficiente (como me ocurrió a mí), entonces es señal de que hay que agregar un módulo en la carpeta « LIBRERIAS » dentro de la carpeta « sfd_clientesMac_rev21 », yo instalé la librería « libASEP11.dylib » que está dentro de la carpeta « LIBRERIAS ». El propósito es que quede instalado en « /Library/Application Support/Athena/libASEP11.dylib ». Para conseguirlo, hay que abrir Adobe Acrobat, abrir « Preferencias », luego ir a « Firmas », donde uno abre « Identidades y certificados de confianza ». Ahí uno ingresa a « Módulos y distintivos » y presiona sobre « Adjuntar módulo ». Esto abre una pequeña ventana donde uno señala el camino al módulo « libASEP11.dylib » para que lo instale. Yo solo « arrastré » el archivo correspondiente en « LIBRERIAS », seguí las instrucciones y eso fue todo. Ya pude firmar PDF con mi tarjeta.

Las pistas para la instalación las obtuve de la página 3 del siguiente documento:

https://www.reicaz.org/reicaz-e/lexnet/FirmaNAM.pdf

Espero que estas instrucciones les aporten más días felices con sus Mac, ahora dispuestas a firmar sus PDFs… Recuerden que no hay razón para restringirse a una aburrida firma con una cadena de caracteres. Siempre en Preferencias -> Firmas -> Creación y Aspecto en Adobe Acrobat Reader, pueden agregar una imagen a su firma. Para hacerlo deben convertir su imagen en PDF (lo más fácil es hacerlo desde la aplicación « Vista Previa ») y en « Aspectos » incluir el PDF de la imagen junto con las características que quieren que acompañen la imagen (nombre, lugar, etc.). Procuren que la imagen original no sea muy pesada para que no obtengan PDFs muy grandes. Enjoy !